Los niños y la experiencia científica durante los primeros años

 Al respecto, plantea Edith Villamil Arriaga (Universidad Pedagógica Nacional), “favorecer el desarrollo del pensamiento científico en la edad preescolar, implica ayudar a los niños a comprender los fenómenos que le rodean, requiere generar espacios educativos que incentiven el asombro, la experimentación, el descubrimiento, el gozo, el gusto por aprender, la sensibilidad para sorprenderse ante las maravillas que le rodean y el respeto por el ambiente”. Todo ello implica fomentar e incentivar el desarrollo de la “Experiencia Científica” en la primera Infancia.

la repetición de información impide la posibilidad de imaginar, explorar, crear nuevas opciones, curiosear, resolver los problemas cotidianos, preguntar, probar, tomar decisiones; acciones propias de la actitud científica.

. El propósito de enseñar ciencias es desarrollar la capacidad del niño para entender la naturaleza de su entorno. . El objetivo de enseñar ciencias es formar seres humanos con una visión integral, promoviendo el desarrollo de habilidades de pensamiento científicas en los niños; como el cuestionar y reflexionar sobre los fenómenos naturales que suceden a nuestro alrededor, mediante la investigación de las causas que los generan; esto le permitirá al niño desarrollar una actitud científica y convertirse en un ser reflexivo, crítico y analítico

Lo importante, entonces, es reconocer que las actividades que el niño emprenda deberán tener un sentido de búsqueda, provocadas por una necesidad (Claparede, 1973) en cuyo proceso el niño pueda atribuir significados a su acción y pueda modificarlos.

 

Tiempo para pensar

Como adultos, casi siempre esperamos respuestas rápidas. Si esperáramos unos segundos más, veríamos que los niños ofrecen  respuestas más lógicas y creativas. En lugar de decirles lo que deben pensar, hay que darles suficiente tiempo para que razonen por sí solos. Si la respuesta es incorrecta, hay que tener paciencia; aunque también es válido ayudarles cuando sea necesario con algunas preguntas precisas.

 

Lo que decimos

Es importante no interrumpir al niño cuando está tratando de explicar su teoría. Hay que estimular la discusión con otras preguntas o ideas nuevas. Una repuesta con entonación interrogativa — ¿el aire?— muchas veces indica que ya no está analizando el tema. Sólo trata de atinarle a la respuesta correcta.

 

Involucre a los niños en ciencias 

Cuando enseñe ciencias a los niños, se sugiere formularles cuatro preguntas básicas:

“¿Qué es esto? ¿Cómo lo describirías? ¿Por qué es importante? ¿Qué pasaría si  no  lo  tuviéramos?” 

Los expertos recomiendan que los niños hagan experimentos simples de ciencias, usando objetos de su vida cotidiana. Por ejemplo, experimentar con diferentes frutas para ver si éstas  flotan o se hunden: “¿Flotará una naranja entera? ¿Y si la pelamos? ¿Flotará la piel? ¿Los gajos? ¿Qué pasa si apretamos la cáscara bajo el agua? Ah, suben burbujas de aire a la superficie. ¿Y qué pasaría con un coco?” Los niños aprenden sobre densidad y por qué las frutas flotan (para que las semillas se dispersen más fácilmente), y también a agrupar y clasificar.

Las actividades de todos los días pueden adquirir un nuevo significado cuando los niños aprenden ciencias con ellas. Oculte  figuras  plásticas de colores a plena vista. Cuando los niños las encuentren hábleles sobre la importancia del camuflaje. También pueden usarse bloques para hablar sobre la gravedad y la estabilidad.

Lleve a los niños fuera. Las actividades al aire libre no tienen por qué ser excursiones. Puede llevar a los niños fuera para mirar el cielo. Haga fotos de las nubes y hable sobre los distintos tipos de nubes que ven los niños.

 

Plante semillas—o monte un jardín

La jardinería es una manera maravillosa de introducir a los niños en las ciencias. La jardinería promueve el desarrollo físico a través de un trabajo significativo con herramientas reales. Además potencia el pensamiento crítico, la predicción y la investigación abierta.


Otros 

  •  Nos preguntamos por qué tenemos sombra, utilizamos linternas y diferentes objetos para experimentar
  •  Nos preguntamos por qué tenemos sombra, utilizamos linternas y diferentes objetos para experimentar
  •  Indagación de mezclas de líquidos y sólidos. Mezclar agua con distintos elementos (yerba, arena, aceite, café, azúcar, sal). Sacar conclusiones de lo ocurrido durante la actividad.

 

Regresar    
 
 

© Copyright La Casa de Los Colores 2010 - 2011. Todos los Derechos Reservados
Calle 38 # 76 - 9. Teléfonos: (57) + (4) + (4117072- 4120043). Medellín - Colombia - Suramérica 
En La Casa de los Colores formamos en valores, somos preescolar y centro de formación artística.
Hosting, diseño y desarrollo: artedinamico.net