Síguenos en Facebook
Síguenos en Youtube
Ver matrículas

Menu superior

Ir a Inicio

Actualidad

Decálogo para educar niños felices

AMOR INCONDICIONAL
Compartir tiempos y experiencias.  Escucharles. Demostrarle nuestro cariño de la forma que mejor lo reciba.  Que se sienta querido incondicionalmente por lo que es, no por lo que hace. Comunicación emocional abierta y sincera.


DESARROLLAR SU AUTOESTIMA
Hacerle ver que es alguien único y especial, con talentos y limitaciones. No compararle con nadie. Manifestarle que se está orgulloso de él. Animarle a ser él mismo y a valorarse.


IMPULSAR SU AUTONOMIA
Permitirle que haga cada vez más cosas solo. Ayudarle a sentirse capaz. Impulsar sus iniciativas. Permitirle tomar pequeñas decisiones asumiendo las consecuencias.


DESARROLLAR LA CONFIANZA EN SI MISMO
Enseñarle a confiar en sí mismo mostrando confianza en él. Ayudarle a que acepte los errores con naturalidad. Resaltar sus capacidades y las cosas que aprende. Animarle hacer cosas nuevas y a enfrentarse a retos sin sobreprotegerles.


VALORAR EL ESFUERZO Y LA CONSTANCIA
Valorar su esfuerzo en lograr algo, aunque no lo consiga. Mostrarle la satisfacción que conlleva, aunque  siempre vaya unida al éxito.  Enseñarle que no debe abandonar una tarea si no sale bien a la primera y animarle a persistir a pesar de las equivocaciones.


EDUCAR CON HONESTIDAD Y SINCERIDAD
Favorecer un clima de sinceridad y honestidad en la convivencia. Hacerle ver las consecuencias de mentir. Enseñarle a acepar las normas de los juegos. Premiar su sinceridad cuando confiesa una conducta inadecuada.


RESPETAR SU INDIVIDUALIDAD
Permitirle que sea él mismo, sin compararle con otros. Animarle a mostrar sus gustos y preferencias. Apoyarle sus intereses. Preguntarle  y dejarle elegir en algunas ocasiones.


SABER PONER LIMITES Y NORMAS
Marcar límites y normas claras. Ser constantes y coherentes en su aplicación. Hacerle ver las consecuencias de cumplir o incumplir las normas. Adaptarlas a su edad, nivel de madurez y responsabilidad.


APORTAR SEGURIDAD
Hacer que se sienta seguro en el entorno familiar. Ayudarle a que se sienta protegido por el adulto. Enseñarle a pedir ayuda cuando la necesite. Que sepa con seguridad qué le permitimos y qué no. Ofrecerle apoyo y consuelo.


EDUCAR EN PAZ Y TRANQUILIDAD

Favorecer un entorno de paz  y alegría. Tratar de resolver los problemas en un clima de serenidad. Evitar las tensiones y utilizar el dialogo. Enseñarle a relajarse y a entrar en calma. Utilizar el humor. 



Fuente: Begoña Ibarrola / Jesús Gabán. Cuentos para educar niños felices.